LA HISTORIA DE LA ENFERMERA QUE INVENTÓ EL ALCOHOL EN GEL Y DESAPARECIÓ.

En 1966, una joven latina llamada Lupe Hernández, tuvo cierta inquietud al descubrir que en algunos procedimientos que le exigía su profesión, no siempre contaba con agua y jabón a mano para higienizarse.

Hernández. Sabía que los médicos y enfermeras no contaban con la posibilidad de lavarse las manos ante cada tarea y ante cada paciente. Era rigurosa la asepsia previa al quirófano y durante una cirugía, pero no así en la atención clínica cotidiana.

Así fue como ingenió un producto que resultaría revolucionario e imprescindible para enfrentar a la pandemia que actualmente amenaza al mundo: el alcohol en gel.

La enfermera Hernández tenía en claro que la asepsia salvaba vidas. Una noche, mientras veía televisión, observó a un hombre que se había presentado en un programa nocturno, quien detalló la importancia de patentar las invenciones y ofreció un número telefónico a los espectadores. Al día siguiente, la joven especialista llamó para patentar su invento.

Luego del registrar el descubrimiento, no se supo más sobre ella. Algunos diarios han traído recientemente su nombre en distintas notas sobre el tema, pero respecto a su vida posterior a la invención se desconoce casi todo. También su nombre se encuentra en un libro sobre la historia de la enfermería, donde es reconocida por este importante aporte a la humanidad.

Desde 2009, cuando la epidemia de Gripe A invadió al mundo, el alcohol en gel ha se transformado en un elemento de higiene usual. No sólo abandonó los circuitos médicos y hospitalarios, sino que se encuentra en cualquier bolso, escritorio, oficina pública, baños y establecimientos masivos.

LA HISTORIA DE LA ENFERMERA QUE INVENTÓ EL ALCOHOL EN GEL Y DESAPARECIÓ.
LA HISTORIA DE LA ENFERMERA QUE INVENTÓ EL ALCOHOL EN GEL Y DESAPARECIÓ.

 

Escribe tu opinion.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.