LA USP ELIMINA COÁGULO DE LA ARTERIA CEREBRAL Y LE REGRESA MOVIMIENTO A PACIENTE CON PARÁLISIS

LA USP ELIMINA COÁGULO DE LA ARTERIA CEREBRAL Y LE REGRESA MOVIMIENTO A PACIENTE CON PARÁLISIS

Esta técnica reduce casi todas las secuelas en víctimas de accidentes cerebrovasculares.

Los científicos asistentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo en Ribeirão Preto han desarrollado una técnica efectiva para reducir casi todas las secuelas en las víctimas de accidentes cerebrovasculares, como la parálisis facial y la pérdida de movimiento corporal.

Conocido popularmente como cateterismo cerebral, el tratamiento básicamente elimina las arterias obstruidas del cerebro aproximadamente 24 horas después de los primeros síntomas. Tal método fue previamente aprobado por Anvisa.

“Con el tratamiento endovascular, a veces vemos respuestas dramáticas. Los pacientes que se cree estarán postrados en cama por el resto de sus vidas vuelven después de este tratamiento. Por lo tanto, es una alternativa terapéutica muy interesante”, dijo el neurólogo de la USP, Octavio Pontes Neto.

Octavio dice que el procedimiento consiste en “insertar un microcatéter en una arteria en la pierna del paciente que avanza hacia el área obstruida del cerebro”; En este lugar, hay un coágulo que impide la circulación sanguínea. El microcatéter aspira y elimina el coágulo con un dispositivo llamado stent, dejando libre el paso.

Según el investigador, la técnica es muy eficiente y puede eliminar hasta el 80% de los vasos sanguíneos comprometidos, siendo más efectiva que el tratamiento convencional actual, con medicamentos recetados que disuelven los coágulos formados en el cerebro, y que pueden provocar un derrame cerebral.

Sin embargo, la efectividad del tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión y el momento en que ocurrió. Octavio explica que cuando ocurre un derrame cerebral, las neuronas sufren de falta de oxígeno y mueren a una velocidad de 1.9 millones por minuto (un cerebro sano tiene 100 mil millones de neuronas).

“Es como una hoguera y tenemos que correr, como un bombero, tratando de apagar el fuego, tratando de abrir la arteria lo más rápido posible para restablecer el flujo sanguíneo al cerebro”, dice.

El éxito del procedimiento también depende de un flujo colateral constante, es decir, que otras arterias lleven sangre al área del cerebro afectada por el derrame cerebral.  Finalmente, es necesario que el infarto se haya identificado en su etapa inicial.

“No se trata de ningún paciente con accidente cerebrovascular isquémico, sino de uno que tiene una oclusión de una arteria cerebral grande donde no podemos desatascarnos con un medicamento para las venas. Muchas veces, además de recibir el medicamento, se someterán a este cateterismo”, concluye.

Actualmente están realizando ensayos clínicos, pero pronto podrían abrir el tratamiento a personas de todo el mundo.

Escribe tu opinion.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.