CONVOCA MARCO GONZÁLEZ A REUNIÓN URGENTE DE CONSEJO DE AYD

Como miembro del Consejo de Agua y Drenaje de Monterrey, Marco González llamó a una reunión urgente de este organismo para diseñar una estrategia frente a la sequía que vive Nuevo León y que ya está generando problemas en el abasto de agua.

El llamado fue formalizado por el Coordinador de los Diputados del PRI, por medio de un oficio dirigido al Director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, Gerardo Garza González, que ya fue recibido en tiempo y forma.

Marco González explicó que la administración estatal no ha dimensionado la gravedad de los efectos del fenómeno combinado de altas temperaturas y escasez de lluvia, y que esto podría ser por fallas de comunicación en la cadena de mando.

En este sentido, precisó que el Gobernador y el Director de Agua y Drenaje, deben estar siendo mal informados por sus subalternos, por lo que no han podido tomar las decisiones correctas.

“Es claro que están mal informando al Gobernador y al Director de Agua y Drebaje; sus subalternos están siendo omisos al exponerle la magnitud de la problemática”, aseveró.

“Yo estoy seguro que una vez que el Gobernador y el Director de Agua y Drenaje tengan toda la información real, tomarán buenas decisiones en el tema”.

Por tanto, añadió, es necesario que el Consejo de la dependencia, que es presidido por el Gobernador e integrado por dependencias clave del estado y organismos de la Iniciativa Privada, sea quien analice en conjunto la problemática y trace urgentemente una ruta crítica de posibles soluciones.

“Los indicios de una crisis de agua son varios y evidentes”, expuso.

“Los bajos niveles de la Presa La Boca y la indiferencia oficial al respecto; los problemas de abasto de agua que ya se están viviendo en algunos puntos del Área Metropolitana y municipios periféricos”.

“Y lo que es gravísimo, a esto hay que agregarle que el Estado ya admitió que la Presa “Libertad” ni siquiera tiene recursos asignados de la Federación, lo cual deja al estado sin un Plan Hídrico integral que asegure el abasto de agua en el mediano y largo plazo para el Área Metropolitana”.

Agregó que tampoco se explica que la Administración Estatal asegure que el nivel de la Presa La Boca recuperará su nivel sólo con las lluvias y que no es necesario ningún trasvase.

“Tal pareciera que no están enterado de los cortes del suministro de agua en varios municipios y que esta situación no puede esperar dos meses”, indicó.

“En agosto del 2017, se acordó con Agua y Drenaje fijar niveles mínimos en la presa, que no debería caer más allá de un 65 por ciento, ahora nos dicen que el 58 por ciento que registraba hasta hace unos días no es preocupante”.

TRES MESES SIN AGUA POTABLE… ¡PERO LES SIGUEN COBRANDO!

Decenas de comunidades y ejidos del sur del Estado, en particular de los municipios de Mier y Noriega y Doctor Arroyo, sufren desde hace tres meses el corte del suministro de agua potable domiciliaria… ¡Pero les siguen cobrando el servicio!

Marco González, Coordinador de los Diputados del PRI de Nuevo León, denunció lo anterior, tras constatar personalmente la problemática en los citados municipios.

“Los municipios de Doctor Arroyo y Mier y Noriega, son los que siempre padecen más, los efectos de la sequía. Estos municipios, desde hace tres meses, en varias comunidades, han sufrido un total desabasto de agua, por parte de Agua y Drenaje. Existen las redes, pero no hay agua”, explicó, en El Ejido Carmen de La Laja, municipio de Doctor Arroyo.

“Me comenta que… ¡Eso sí! A tiempo llegan los recibos para cobrarles. Pero, ¿qué cobran? Aquí están cobrando consumo de agua, cuando no ha habido agua en los últimos tres meses. ¡Eso sí! Amenazan a la gente de cortarles el servicio, sino pagan cada mes”, añadió, mostrando recibos de Agua y Drenaje en que se les sigue cobrando por el inexistente abasto del vital líquido.

Humberto Morales Loera, Juez Auxiliar de Carmen de La Laja, también conocido como “Las Lajas”, precisó que sí cuentan con tubería que debía llevar directamente el agua a sus casas, pero que éstas no reciben una sola gota del líquido en el mencionado periodo.

Añadió que, preguntando a los cobradores de Agua y Drenaje por el nulo abasto, éstos les han comentado que “los pozos están secos” y que, en estas circunstancias “las bombas podrían quemarse, más por el intenso calor”.

Y encima de no tener agua, agregó, los vecinos del campo viven con el temor de que les corten el servicio si se atreven a no pagar el inexistente abasto.

“Ya tenemos tres meses sin agua y pues, francamente la gente está ‘amiedada’ (atemorizada), porque nos cortan el servicio y nos están diciendo que nos cobran 10 mil pesos para que nos restablezcan (el contrato), el día que haya agua”, expresó Morales Loera.

“La gente está pagando, porque nos están dando y dando, qué si no pagamos, nos cortan el servicio”.

Ante esta falta de agua, añadió el Juez Auxiliar de este ejido rural, a los habitantes de estas comunidades no les ha quedado de otra, que beber, cocinar, bañarse y lavar su ropa y utensilios de cocina… ¡Con el agua lodosa de las represas de la región!

“Y pues… ¡Imagínese! Es puro lodito el que hay en las presas. Yo creo que esto no está bien, que no es justo. Necesitamos que nos ayuden”, expresó.

Marco González recalcó que, lo más preocupante de todo esto, es que el Estado está minimizando la situación.

Invitó al Director de Agua y Drenaje a inspeccionar personalmente la situación del Sur de Nuevo León e insistió en que se convoque urgentemente a una reunión del Consejo de la paraestatal, para analizar toda la problemática de agua que vive la entidad.

“Esto ya es preocupante. Porque esto ya empezó desde hacer tres meses en el Sur del Estado”, dijo González.

“Todo lo que está sucediendo en el Sur, aunado a lo que ahora está sucediendo en el Área Metropolitana, es alarmante”.

“Pareciera que ahora sí vamos a entrar en una escasez total de agua”.

Anuncios

Escribe tu opinion.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.